Crónica de la Jornada 05/11/2016 redactada por Francisco Lòpez

Pero resultó un partido atípico, en un terreno atípico, dio la impresión que nos habían metido en la cápsula del tiempo y hubiéramos viajado hacia atrás.

Pese a ello, nos fuimos adaptando a las circunstancias, y el inicio del segundo tiempo se afrontó con las máximas garantías, pero pronto caímos en las redes de un estilo tosco, rústico, sin cuerpo.

Resultó todo a contra estilo, no somos un equipo de arquitectura alta, al estilo Gaudí, lo nuestro es un fútbol escultural, clásico, cercano al terreno, cercano a Navarro Santafé.

Nadie tuvo el control del esférico, pero si sobre los tiempos y los detalles que marcan la diferencia.

Caerse está permitido, levantarse es una obligación, el partido fue un accidente en el camino, nos encontramos con un tramo en el que echamos de menos el mazo y el cincel.

Seguiremos por nuestra senda laica, y a la vuelta, en casa, les mostraremos nuestro museo futbolístico.

Sagrada Familia 5 Sporting Villena 1 ( Iñigo)