El doctor Emilio Moragas, traumatólogo de la Clínica Sagrada Familia, especializado en los problemas relacionados con el ligamento, asegura que el escaso uso de las botas multitacos se debe a que los jugadores profesionales prefieren el calzado tradicional. «El taco tradicional se clava en la superficie artificial y hace que el fémur y la tibia vayan en direcciones opuestas, con lo que el ligamento se rompe. Con multitaco el jugador resbala más, pero siempre es mejor resbalar que romperse el cruzado», afirma el doctor Moragas.

En este sentido, es también necesario el buen mantenimiento de los campos de césped artificial. «Si el campo está bien regado, el caucho se ha ido cambiando y no se ha compactado y se usa botas multitaco ayudará mucho a que las lesiones no se produzcan contanta asiduidad», reconoce Moragas, que recuerda, a su vez, que «el 95% de las lesiones se ocasionan en jugadas fortuitas, sin contacto físico. El jugador se lesiona él solo».

El doctor del Sagrada Familia advierte también que es en esta época precisamente cuando más lesiones se producen: «La musculatura ya está cansada y la acumulación de partidos, entrenamientos y torneos de estas fechas, hacen que la rodilla sufra más».