Con las ideas claras los alevínes del City se desplazaron a la vecina localidad de Bañeres para poder demostrar que vamos mejorando. Comenzó el choque y los jugadores empezaron a mostrarse muy entregados con la causa, corriendo, metiendo el pie, el cuerpo, luchando cada balón con determinación.

Un disparo potente y lejano nos batió pero no nos vinimos abajo, seguimos con nuestro partido, despacio pero seguros, sacando nuestro carácter guerrero, mostrando al rival que si nos querían doblegar deberían dejarse la piel en el campo.

Fueron pasando los minutos y estábamos bien, cómodos, pero por debajo en el marcador.

Tuvimos nuestras ocasiones pero no materializamos, tan solo Antonio marcaba nuestro gol.

Al final nos ganaron pero demostramos que somos un equipo de valientes que van a mejorar cada fin de semana un poco más, para estar más cerca de la victoria que tanto nos merecemos por nuestra entrega, trabajo y esfuerzo.

Capitán Juan José.