Tras una semana difícil cargada de dudas tras la derrota en la Vila frente al Jonense, llegábamos  Alicante al barrio de San Gabriel para enfrentarnos al segundo clasificado, y encima el día de cumpleaños de nuestro Mister Remi Beltrán. Tras deliberar lo sucedido la semana pasada Remi ajustó el equipo en busca de algo más de profundidad y juego. Funcionó. Y es que el equipo mostró otra cara bien diferente, luchando y  peleando cada balón se consiguió un dominio claro sobre su rival, Andrés fue el afortunado en macar en el min. 63 para sentenciar el choque.

El mejor regalo que podían hacer a su entrenador.

Andrés dedicó el gol al equipo infantil, que sufrió una dura derrota en Elche, y les animó a entregarse aún más para revertir la situación sabiendo en propia persona, ya que le dedica su tiempo en algunos entrenamientos, que son un gran equipo que todavía les falta trabajo para conseguir más unión de grupo y confianza en lograr los objetivos propuestos.

Grande Andrés, Grande Remi, Grande Equipo.