Cuenta la leyenda…

Cronica Jornada 29/10/2016 Sporting Villena A 1 – 1 Monforte A.

Redactado por Francisco López 

Los Monfortinos afrontaron el duelo con el espíritu de Rodrigo Díaz de Vivar, vinieron a conquistar y frenar nuestras aspiraciones al cetro, a la cima.

Fuimos superiores en la posesión del esférico, pronto tomamos las riendas de la cabalgadura, fuimos fieles caballeros entregados a la lucha, fuimos fieles responsables de una causa

Hubo detalles de excelsa calidad, como en la falta lanzada por Baello, llena de clase y temple como el acero de los guerreros, la armadura (el larguero) del rival impidió un hermoso gol.

Se vivieron instantes de una seriedad absoluta, de respeto a combate grande, la tensión se palpaba, se respiraba, se sentía, momentos de silencio mágicos, en los que prácticamente se oía como los chavales acariciaban el esférico, todo un señor ejemplo.

La tuvo Iñico, que en un centro-chut pudo adelantar de nuevo al equipo.

La chispa, el picante la puso Alvaro en el primer tiempo, jugador vivaz, correoso y escurridizo que defendió su trono.

Se adelantó el Monforfe en un despeje nuestro en el que la cabalgadura rival estuvo atenta y no dejó perder la ocasión de ganar un primer duelo.

Somos un equipo de casta, el espíritu de Juan Pacheco (l Marques de Villena) junto a una soberana afición nos dio alas como a un alcón mensajero, pronto nos vinimos arriba, un disparo de Chesco picado arriba acabó en el fondo de las mallas y el duelo se igualó.

Bien Francisco López y Dióscoro que siguen progresando en su particular lucha, la garra, el pundonor y amor propio tuvo el sello de Antonio.

Los instantes finales fueron, junto con el resto del encuentro, la demostración de que si caminamos solos, vamos más rápidos, pero si caminamos  acompañados, confiando en nuestros gregarios y creyendo en todos, llegamos más lejos.

………la historia contará, que hasta San Pascual, desde la cima de la sierra, dio testimonio de que le plantamos batalla a un señor equipo, que al legendario Cid se le ha cruzado en su camino todo un Caballero Medieval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *